Select Page

HISTORIA

UNA
CARNICERÍA
DE BARRIO

La historia comienza en 1958 y sus orígenes están en la pasión por la carnicería artesanal de Juan José Rodríguez García.
Con 16 años y 1.000 pesetas en el bolsillo, Juan José abandonó su aldea cercana a Luarca (Asturias) para formarse como carnicero. Fue en 1973 cuando compró el puesto 36 del madrileño Mercado de Chamartín. Hasta 2002, Rodríguez, que era el nombre de esta carnicería de barrio, prosperó y su propietario pudo comprar algunos locales más dentro del mercado.
Carlos, uno de los hijos de Juan José, se formó como ingeniero agrónomo con especialidad en Zootecnia.
Sus conocimientos vinieron a sumarse a las horas que había pasado trabajando junto a su progenitor y otros buenos profesionales, dando lugar a una nueva carnicería. Capaz de ofrecer productos de máxima calidad, dar a conocer al público la extensa variedad de razas de ganado españolas existentes y poner en valor nuestro patrimonio genético, en peligro de extinción, para preservarlo. Después de casi un año de trabajo, planes de negocio y múltiples estudios vio la luz Raza Nostra.

En 2007 y en plena crisis económica, el número de clientes continuaba en aumento. Sin embargo, el contexto económico invitaba a buscar nuevos enfoques. Así nació su siguiente línea de negocio: las hamburguesas. Un producto de sobra conocido, en el que se innova con la incorporación de una serie de ingredientes a la carne.
El primer establecimiento de Hamburguesa Nostra abrió en 2008, junto a Raza Nostra, en el Mercado de Chamartín.

Hamburguesa Nostra: la receta del éxito
Desde su nacimiento en 2007 hasta hoy, Hamburguesa Nostra no ha dejado de innovar para dar respuesta a los gustos y necesidades de sus clientes.

En estos años, se innova en las recetas existentes, se crean más de 30 variedades de hamburguesas, completándolas con diferentes panes y salsas especiales para hacer una propuesta exclusiva.
Además se sigue trabajando en la experiencia de clientes, crece en número de locales y se renuevan tiendas introduciendo nuevos conceptos gastronómicos.
2018 comienza una nueva etapa con la adquisición de la marca por el Grupo Rodilla. La alta calidad de su oferta, la innovación constante, el control y origen de las materias primas y un exclusivo proceso de elaboración en un obrador propio son valores que comparten ambas marcas.